Iba yo en el bus

… en uno de esos buses que tienen una pantallita para hacerte el camino más llevadero cuando de repente pusieron este videoclip. La cara de la gente del autobús fue al principio de incredulidad, luego de asombro y al final de cachondeo. Yo no pude dejar de mirar la pantalla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: