The Zen Diaries of Garry Shandling, el lado humano del cómico

I felt that as close as I was to Garry, there was more to know that he hadn’t shared with me.He was always very sweet and giving but was also distracted and consumed, and you knew there were other things on his mind.

                                                                                                                                         Judd Apatow

¿Quién era Garry Shandling?

Garry Shandling no solo fue uno de los cómicos más influyentes de las últimas décadas, también fue el responsable de dos series esenciales: It’s Garry Shandling’s Show y The Larry Sanders Show. Presentador, actor, guionista; fue mentor de un buen puñado de guionistas y comediantes entre los que destacan Judd Apatow. Shandling murió en 2016 de un ataque al corazón dejando huérfanos a toda una generación de cómicos.

La devoción de Apatow por Shandling es tal que ha rodado un documental de cuatro horas y media de duración lleno de caras conocidas del stand-up norteamericano, amigos y colegas, y también familiares de Shandling; en el que reconstruye la vida y carrera del desaparecido cómico. The Zen Diaries of Garry Shandling no solo recorre la trayectoria profesional del cómico sino que bucea en su vida personal y familiar para crear un retrato poliédrico de un creador único que buscó la felicidad y la comprensión de sí mismo a través del trabajo.

El acercamiento de Apatow a la figura de su amigo y mentor está evidentemente sesgada y es bastante amable pero nos queda claro que el director necesita contar esta historia porque pese a los años y tiempo compartidos, Shandling siempre fue un misterio para él. Incluso parece que por momentos necesite entender por qué lo acogió bajo su ala, por qué le ayudó y le animó en sus inicios en Hollywood, por qué eligió ser su amigo.

El documental

El documental se arma a través de viejas fotografías, de extractos de las actuaciones de Shandling a lo largo de los años, de conversaciones con amigos y familiares, y de numerosos textos y frases extraídas de los diarios personales del genial cómico. Reconozco que me gusta como cobran vida los pensamientos de Shandling a través de su puño y letra. Por cierto, la voz que recita esas palabras es la de Michael Cera, una constante en el universo Apatow.

Hay dos momentos que definirán la vida de este judío de Chicago criado en Arizona. El primero es la muerte de su hermano Barry cuando él tenía diez años. Una tragedia que le afectó profundamente y que le persiguió a lo largo de toda su vida. La familia nunca habló sobre la muerte de Barry y Garry nunca pudo ser abierto sobre sus emociones y sentimientos. Ya adulto tampoco hablaba de su hermano pero gracias a sus diarios sabemos que esa pérdida nunca pudo superarla y que el dolor le acompañó hasta el final de sus días. El segundo es un accidente de coche del que salió bastante mal parado cuando tenía 28 años y que le ayudó a decidirse a emprender el camino del stan-up y a redifinir ciertos aspectos de su filosofía vital.

En la primera partedel documental vemos cómo Shandling se lanza a perseguir la carrera de comediante, cómo llegó a ese punto y cómo fueron sus inicios. El lento desarrollo de su filosofía y voz como cómico, su característico estilo y el momento en el que su sueño se cumple, actuar en The Tonight Show. Sus primeros pasos como cómico fueron las actuaciones nocturnas en el The Comedy Store de Los Ángeles, allí se fraguó el Garry que luego conquistaría al público, se pulió como comediante, refinó su técnica y se preocupó por formarse para mejorar su rutina sobre el escenario. Fueron tiempos de ansiedad y duda como destilan sus notas pero también de emoción y experimentación hasta llegar a su objetivo, The Tonight Show.  

Poco a poco se va consolidando su éxito y llega a su madurez como creador, Garry siempre buscaba algo más, innovar, mejorar y sorprender. Una de las grandes contribuciones que hizo a la televisión fue la serie It’s Garry Shandling’s Show emitida entre 1986 y 1990 y en la que interpretaba a un cómico egocéntrico y egoísta que sabe que es el personaje de una sitcom. Tras cerrar esa etapa, sigue adelante con un proyecto para HBO, la serie The Larry Sanders Show. A lo largo del documental los implicados recuerdan lo que fue participar en aquel experimento llamado a cambiar la televisión coincidiendo con una de las etapas vitales más turbulentas y desestabilizadoras de la vida de Garry. Por la pantalla desfilan los rostros de Penny Johnson Jerald, Jeffrey Tambor, Sarah Silverman, David Duchovny y Jim Carrey. Si eres fan de The Larry Sanders Show es imposible no sentir nostalgia. No flipping!

Personalidad complicada, el documental también aborda sus defectos y algunos de sus episodios más oscuros como las peleas con colaboradores cercanos, su relación con Linda Doucett, y su necesidad de control y lealtad sobre aquellos que le rodeaban. Detalles como lo sucedido en el rodaje de ¿De qué planeta eres? con Mike Nichols, la forma en la que cortó su relación con Bob Saget o el que despidiese a su ex de la serie en la que trabajaban juntos son algunas de las sombras que ensombrecen la figura de Shandling. Puede que la mirada de Apatow sea parcial pero logra contar con buen pulso y sensibilidad el viaje de alguien que buscaba la plenitud espiritual, personal y laboral; y que por el camino hizo lo posible por ayudar a aquellos que perseguían lo mismo. Muchos de sus amigos admiten que nunca sabían en lo que estaba pensando y que temían enemistarse con él pero admiraban al cómico, su humanidad, su capacidad de trabajo, su ingenio.

El viaje que nos presenta Apatow desde The Tonight Show hasta Comedians in Cars Getting Coffee ofrece mucha claridad sobre Shandling, alguien complejo, en continuo proceso de aprendizaje y autodescubrimiento, un hombre reflexivo y amable pero también oscuro y vengativo. Resulta interesante y emotivo ver el esfuerzo de Apatow y de todos los que aportan su grano de arena ( James L. Brooks, Sacha Baron Cohen, Dave Coulier, Jay Leno, Conan O’Brien, Jerry Seinfeld, Bob Saget) a la hora de completar la imagen de alguien tan inteligente y enigmático como Shandling.

En la parte negativa, decir que el metraje puede hacerse excesivo y que hay ciertos puntos en los que Apatow se centra que podrían contarse en menos tiempo como la preparación de los extras para la edición en DVD de The Larry Sanders Show. Aún así el conjunto no se resiente en exceso de este tributo al gran maestro. Otro punto que me llama la atención es que la camarilla de Shandling estaba formada exclusivamente por hombres, poca mujer en el círculo cercano y poca voz femenina en el documental. La comedia es un mundo de hombres, hoy menos que ayer, pero es evidente que la época de Garry estaba tremendamente masculinizada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: