Remedial Chaos Theory, la nueva maravilla de Community


No
creo equivocarme si afirmo que Remedial Chaos Theory, el cuarto
capítulo de la tercera temporada de Community es una auténtica
genialidad, y el compendio perfecto de todos los motivos por los que
hay que ver esta serie.

Los
seguidores de esta joya creada por Dan Harmon sabemos que no es una
comedia al uso, que no todo el mundo aprecia sus virtudes ni todos conectan con su humor. Por desgracia, no es una comedia perfecta, como si lo
era Arrested Development, pues es muy irregular, y mientras algunos
de sus capítulos se elevan a los altares seriéfilos, otros son
simplones, en comparación. Esa irregularidad molesta pero de
repente, para compensar, te presentan un capítulo como Remedial
Chaos Theory, y caes rendido a los pies de tanta genialidad.

El
guión de Remedial Chaos Theory fue escrito por Chris McKenna. Espero
que envíen este episodio a los Emmy y que por fin se lleven el
premio que tanto merecen. El capítulo funciona con la precisión de
un bisturí, el tiempo se ajusta perfectamente, las actuaciones como
siempre redondas, los gags recurrentes y las situaciones discurren
con leves variaciones pero todo con fluidez y sin parecer forzadas.
Es muy difícil conseguir este tipo de equilibrio con una trama esta.
Hay un enorme esfuerzo para que todo concuerde y todo tenga sentido,
se nota pero no se impone.

Si
tuviera que definir el 3×04 diría que es un bottle episode+universos
alternativos+indiana jones+trolls noruegos = diversión garantizada.


Todo
comienza con una velada entre amigos en el nuevo apartamento que Troy
y Abed comparten. Poco a poco los personajes van llegando al lugar.
Mientras están jugando al Yahzee!, suena el timbre del portal, es el
pizzero, pero como no se puede abrir el portal desde el apartamento,
uno de ellos tendrá que bajar. Jeff soluciona el entuerto, coge el
dado, el número que salga deberá ir a por la pizza. Antes de lanzar
el dado, Abed le advierte que, con ese gesto al azar, está creando
seis líneas temporales alternativas. En cada línea temporal, uno de
ellos irá a por la pizza.

Así
pues mientras uno de los personajes se ausenta durante unos minutos,
el resto sigue interactuando. Sin embargo, no es lo mismo que falte
Jeff que Annie, no sucederán las mismas cosas si se ausenta Troy que
si el que baja es Pierce. El capítulo nos ofrece la posibilidad de
conocer todas las posibilidades, y veremos como cambian las
situaciones en función de quien se ausente. Cada línea temporal es
diferente pero en todas ellas hay elementos comunes que se repiten:

  • Britta
    cantando Roxanne y Jeff interrumpiéndola
  • Jeff
    golpeándose la cabeza contra el ventilador
  • Annie
    ejerciendo de enfermera de Jeff
  • Britta
    fumando marihuana en el baño
  • Pierce
    rememorando sus hazañas sexuales con Eartha Kitt
  • Shirley
    pendiente de sus tartas en el horno
  • Troy
    a punto de recibir un regalo de Pierce
  • Abed
    parando la bola de la escena de En Busca del Arca Perdida

Lógicamente
si Annie baja a por la pizza no cura a Jeff, si Jeff baja no detiene
a Britta, si falta Abed nadie se preocupa por la bola … las cosas
cambian.

Las
líneas temporales que se abren cuando Jeff tira el dado son:


EL
DADO MARCA UN DOS – ANNIE

Troy
encuentra una pistola en el bolso de Annie. Britta va al baño y Abed
después le dice que el baño huele raro, ella se ofende pero lo
cierto es que estaba fumando marihuana. No sucede nada destacable.
EL
DADO MARCA UN CUATRO – SHIRLEY
Antes
de bajar Shirley pide al resto que vigilen los pasteles del horno y
los saquen. Cuando ella se va sabemos porque no quieren comer sus
pasteles, quieren que supere su adicción a hornear. Troy abre el
regalo de Pierce, se trata de un horrendo troll noruego que había en
la mansión y al que le tenía mucho miedo. Shirley regrea y los
pasteles se han quemado, ella estalla y empieza a recriminarles a
todos su actitud y se va.

EL
DADO MARCA UN TRES – PIERCE

Mientras
el mayor del grupo se ausenta, Jeff se mete con Troy, quien cabreado
se esconce en el baño con Britta que está fumando. Ambos empiezan a
hablar. Jeff se golpea contra el ventilador y Annie le cura la herida
de la cabeza.

EL
DADO MARCA UN SEIS – BRITTA


No
se canta Roxanne, Annie y Jeff acaban en el baño para ver la herida
de la cabeza, están a punto de besarse pero los gritos de Troy los
llevan de nuevo a la sala donde encuentran a Pierce asustando al
muchacho con el troll noruego. Pierce se siente solo y un poco loco
desde que Troy se fue de su casa. Britta llega con el repartidor de
pizzas y anuncia su compromiso. Con Britta todo es posible, esta
mujer no tiene límites.
EL
DADO MARCA UN UNO – TROY

Como
no quiere perderse nada sale disparado y da un portazo, eso provoca
que la bola de en busca del arca perdida caiga, ya que Abed no la
recoge. La bola rueda por el suelo, Abed acompaña a Britta al baño.
Annie tropieza con la bola, cae sobre la mesa, lanza la botella de
alcohol que se rompe contra el suelo. Pierce corre en ayuda de
Annie, tropieza con su regalo y el bolso de Annie, la pistola se
dispara y le da a Pierce en la pierna. Britta sale del baño con un
cigarrillo en los labios y ve la escena sangrienta, se le cae el
cigarrillo al suelo y prende en el alcohol. Jeff intenta apagarlo
con una manta. En ese momento el caos es total en el piso. Entra
Troy y entre las llamas divisa al troll que lo mira y comienza a
gritar.

Creo
que es la línea temporal más extrema de todas, y la más divertida.
Me recordó muchísimo al episodio de Four Rooms dirigido por Robert
Rodriguez. Al final, cuando el personaje de Antonio Banderas llega a
la habitación con su mujer en los brazos, se encuentra con una
escena similar.

EL
DADO MARCA UN 5 -ABED


Britta
va al baño y se fuma todo el porro, sale colocadisima del baño y
le cuenta a Shirley su pacto para no comer sus pasteles. Ambas
discuten. Troy habla con Pierce y le agradece el tiempo que le dejó
en su casa, su antiguo compañero arrepentido no quiere darle el
regalo pero Troy se hace con él y al ver lo que es terminan
discutiendo. Annie y Jeff están en la cocina, ella le está curando
el golpe en la cabeza, se besan pero todo termina mal cuando Annie
dice que le recuerda a su padre. Cuando Abed regresa todos están
enfadados.

EL
DADO NO MARCA NADA – JEFF

Cuando
lanza el dado al aire, Abed lo coge antes de que salga ningún número
y les hace ver a todos que Jeff nunca bajaría a por la pizza. Además
explica que todos ellos son necesarios para la cohesión del grupo
porque aportan algún elemento esencial al mismo. Jeff baja a por la
pizza, entonces Britta puede cantar Roxanne y todos termiana bailando
y cantando. Cuando Jeff regresa los ve disfrutando en grupo. Abed le
dice a Annie que deje su peligroso barrio y que viva con ellos.
Pierce, en vista de la armonía grupal, tira el troll por la ventana.
Lo
mejor lo guardan para el final. Se muestra al grupo, o lo que queda
de él, en el futuro de la línea temporal de Troy. Allí Shirley es
una alcohólica, Pierce está muerto por culpa de la pistola de
Annie, la joven se encuentra en un psiquiátrico porque no pudo
lidiar con la culpa, Jeff perdió un brazo, Britta tiene un mechón
azul en el pelo, Abed se percata de que está en la línea temporal
donde él es malvado y Troy no puede hablar porque se intentó
destruir al troll noruego, que estaba ardiendo, comiéndoselo. En ese
momento, tras las barbas postizas, Abed se despierta en su piso junto
a Troy.

Además
de ser un ejercicio narrativo de excepcional dificultad, Remedial
Chaos Theory profundiza en los lazos de unión del grupo de estudio,
y analiza, uno por uno, a sus componentes desde la ausencia. Es
destacable comprobar como sin Troy todo se desmadra, porque de alguna
manera, él representa la sensatez. Ya lo vimos en el capítulo de la
segunda temporada en el que cumplía 21 años. Abed es la Suiza del
grupo, todos lo quieren, siempre o casi siempre suele tener razón en
sus análisis y, sin duda, es el más inteligente de ellos, porque es
el único que se da cuenta de la artimaña de Jeff con el dado.
Luego resulta evidente que Jeff, como líder, es despótico y
egocéntrico, y que sin él los demás miembros son mucho más libres
y espontáneos.  Jeff no deja nada al azar, ni
siquiera su peinado, y está obsesionado con las apariencias, no como
Britta que tiende al caos pero disfruta más de sus
experiencias, por eso no tiene miedo a cantar.
Cada
vez se hace más difícil hacer un top 5 con los mejores capítulos
de Community. Cuando menos te lo esperas te presentan un capítulo
tan inteligente, divertido y original como este y te rompen los
esquemas. Lo vi dos veces, y volveré a verlo, porque además los
pequeños detalles del piso, no tienen desperdicio. Un
episodio para el recuerdo, con una narración inteligente, espontánea
y vivaz.
One comment on “Remedial Chaos Theory, la nueva maravilla de Community
  1. Aunque no concuerdo contigo en ponerle la etiqueta de irregular, cuando sus eísodios van del notable al sobresaliente y nunca parecerme simplona, debo decir un Agree en alto con lo que comentas sobre este episodio. Es una maravilla! Nos explica mucho sobre la dinámica del grupo dese una perspectiva alocada, caótica, franca e, incluso, dura, algo no fácil de hacer en una comedia. Con tranquilidad, Remedial Chaos Theory debe estar ya en los anales de la historia de la televisión. Bravo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: