La cena de Mel Brooks y el café de Obama

You’ve finally made a show about nothing.

Poco se habla en esta tierra de la webserie Comedians in Cars Getting Coffee y pienso que es una lástima que la gente no tenga ocasión de conocer este pequeño espacio -digo pequeño porque los episodios duran entre 10 y 20 minutos- en el que Jerry Seinfeld (el de la serie, ese Jerry) invita a compañeros del mundillo a un café. Jerry pasa a buscarlos en un cochazo (Patton Oswald tuvo la suerte de ir en un Delorean), hablan un rato mientras conducen y van a tomar un café a alguna cafetería; así comprobamos que estas celebridades son gente normal que echa azúcar en el café, que come donuts, que prefiere los huevos escalfados o que pasa del café y prefiere tomar un té (Jerry tiene una opinión muy particular sobre esta infusión).

Una serie sencilla sobre el humor y lo cotidiano con mucho, muchísimo café y mucha, muchísima comida. Jerry llevó en su coche a gente tan conocida como Amy Schumer, Will Ferrel, Tina Fey, Jim Carrey, Sarah Silverman o Larry David. La lista de nombres es tremenda, incluso el presidente Barack Obama apareció para hablar tranquilamente sobre la cordura de otros líderes mundiales, la fama, el café y el Corvette de 1963 en el que el presentador llegó la Casa Blanca.

Comedians in Cars Getting Coffee lleva emitiéndose desde lo 2012 y no solo es una propuesta diferente, entretenida y muy divertida, sino que demuestra el profundo amor de los invitados por su trabajo y por el café y la comida. Algunas de las cafeterías en las que se desarrolla la serie son una auténtica maravilla, espacios con mucho encanto, de todos los tipos desde la cafetería luminosa de Hollywood hasta la pequeña y antigua cafetería de Nueva York. Incluso, en algunos capítulos, Jerry acaba visitando las casas de los invitados, el espectador puede echar un ojo al espacio privado de los famosos gracias a otro famoso.

Uno de los capítulos más míticos de la webserie es el noveno de la primera temporada. Jerry invita a Carl Reiner a tomar un café y descubre que todas las noches, a las ocho, Mel Brooks va a cenar a su casa para ver Jeopardy. Jerry pide ser invitado, lo que sigue es una suerte de comedia de situación con Mel Brooks hablando de Get Smart, del humor y de la comedia mientras toma sopa. Delirante e irrepetible.

Una de las curiosidades de la serie es que Howard Schultz, el presidente de Starbucks, rechazó la oportunidad de patrocinar el programa. Allá va ell product placement!

La reunión de Seinfeld

Los protagonistas y también el cocreador de Seinfeld visitaron Comedians in Cars Getting Coffee. La verdad es que resulta imposible separar a Jerry de aquella serie sobre nada que NBC emitió en los noventa. Así que era necesario que Julia Louis-Dreyfus, Michael Richards, Jason Alexander y Larry David quedaran con él para tomar un café. Para los fans de la serie estos capítulos tienen mucho significado y resultan entrañables. El mejor es el de Jason Alexander porque se presenta como George Constanza, el personaje que interpretó durante nueve temporadas. Todo queda en casa, hasta van a tomar algo a Tom’s Restaurant el día de la Super Bowl. Cuanta nostalgia, y aparece Wayne Knight. Newman!!

Haced un buen café y sacad unos minutos para ver un episodio de la serie. Seguro que será más de uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: